Enseñanza del diseño: crisis en América Latina

Enseñanza del diseño: crisis en América Latina

Nunca estudié diseño, aprendí diseño. El problema de la educación de diseño gráfico radica en que los educadores enseñamos hoy lo que aprendimos del pasado a jóvenes que viven en el futuro.

Por un azar del destino, entré a la enseñanza del diseño cuando un profesor de diseño estaba escuchando mi clase práctica de Creatividad Publicitaria que impartía con vehemencia y sudor sobre los mecanismos y técnicas que se usan en un comercial o spot de televisión.

En mis tiempos no había escuelas, institutos o universidades que enseñaran diseño. Esa palabra era reemplazada por Publicidad. En las agencias de Publicidad se hacía todo. Irónico, contradictorio… pero hacíamos diseño sin saber que era diseño.

Y hablábamos de Marketing y nos gastábamos la boca hablando de marketing y no sabíamos que hablábamos de diseño…Y discutíamos de comunicación y no sabíamos que discutíamos de diseño.

Esta era la realidad que vivíamos y encima soportábamos el bombardeo de traseros femeninos en la televisión que incitaban y manipulaban a la compra de productos o servicios. Por recomendación de este profesor entré a colaborar con este Instituto de Diseño, IDI. Entré a una Bauhaus latinoamericana.

Su Director y propietario, Guillermo Buendía Moreira, que siempre lo llamaré “Arquitecto del Diseño” fue el único profesional que se interesó por iniciar la enseñanza del diseño.Y trajo al Padre del Diseño “Joan Costa” con sus reflexiones y mandamientos.

Y dio excelentes resultados, pero no para él ni su instituto, sino para la competencia que vio un excelente y lucrativo “negocio” en esta nueva profesión. Todos querían ser diseñadores y estudiar diseño. Todos hablan de diseño. Hasta el futbolista dice que diseña su jugada. Y al igual que la Bauhaus los maestros fundadores se dispersaron…a la competencia por jugosas propuestas…

Hoy tenemos muchas instituciones educativas que se atreven a enseñar diseño y más de 5 mil profesionales de diseño, incapaces de crear sin un ratón y una revista de diseño como inspiración, que juegan con colores en las computadoras entregando diseños bonitos… Ante este resultado, pregunto:

¿Hay crisis en la enseñanza del diseño?

Pues sí la hay y esta es la actual crisis del diseño.

  • La Carrera de diseño se corrompió y prostituyó
  • Diseño es dibujo y pintura, logos y carteles
  • Los profesores son artistas y pintores
  • Los estudiantes dominan la tecnología
  • Se habla de deberes y lecciones
  • Se habla de exámenes

Cuando…

  • Diseño – Empresa es comunicación y marketing
  • Los facilitadores deben ser comunicadores y empresarios
  • Los estudiantes deben complementar su aprendizaje con la tecnología
  • Debe hablarse de proyectos
  • Debe hablarse de evaluaciones
  • La mejor manera de enfocar un problema es la mejor manera de solucionarlo

Al conversar con estudiantes de diseño de varios países en el internet y escuchar sus lamentos por no saber qué tipografía utilizar o no saber poner el precio a su trabajo en he podido ver que hay una crisis igual en América Latina.

En otros países no enseñan pintores, ni artistas, sino arquitectos y muy pocos comunicadores y diseñadores. Todos enseñamos diseño a nuestra manera, cada una distinta pero igual al producir la misma crisis: el uso discriminado de la tecnología. Y esta crisis actual de diseño la vivimos entre docentes, estudiantes y profesionales.

Quienes asumimos la responsabilidad de enseñar diseño, tenemos que poner el dedo en la llaga urgentemente e impedir esta enfermedad contagiosa.

La educación debe ser una diversión, no una maldición
El problema de la educación radica en que los educadores enseñamos hoy lo que aprendimos del pasado a jóvenes que viven en el futuro.

En Barcelona, cuando conversaba con Joan Costa, mientras compartíamos un café, me decía que hay que hacer una retrospectiva en la enseñanza y ver, analizar sus resultados y luego recomenzar a enseñar tomando en cuenta el nuevo lenguaje y medios de comunicación actuales.

Estamos y somos conscientes de la crisis que vive la enseñanza del diseño en América latina, pero también sabemos que hay una solución a ello. Nuestro Instituto presenta su metodología de enseñanza basada en proyectos reales y participación en concursos internacionales con el fin de medir y evaluar los resultados obtenidos.

Realizamos nuestros proyectos de diseño formando mini empresas reales con su debido organigrama y funcionalidad administrativa. Cada empresa tiene su imagen de marca, de servicio con su respectiva papelería, dando así al cliente real una credibilidad como si tratara con una agencia o estudio de diseño, enseñándoles que toda empresa debe tener una imagen.

Un trabajo aceptado o rechazado de parte del cliente constituye nuestra evaluación. No realizamos deberes ni tenemos lecciones que aprender, debemos investigar y desarrollar proyectos. En otras palabras, los capacitamos para que aprendan a solucionar problemas de una empresa en cuanto a marketing, comunicación y diseño.

A diferencia de otros institutos y universidades, no tenemos los recursos que necesitamos, pero no ponemos excusas y salimos adelante, ayudándonos con laboratorios de otras carreras que nos permiten practicar. Aún no tenemos nuestro propio laboratorio de computación, estamos gestionando ante el gobierno de Corea para ver si nos donan unas 60 computadoras con sus respectivos software y capacitación.

No se necesitan de computadoras para realizar un proyecto, pero sí son necesarias como herramientas, ya que nos permiten una mayor rapidez, presentación y calidad. Nuestros resultados se han visto al ser aceptados en competencias internacionales y quedar finalistas y este año ganar el Concurso de Carteles del Carnaval de Huelva, España. Lograr un 3º. lugar en concursos a nivel nacional entre institutos y universidades de diseño.

Nuestra carrera de diseño gráfico o diseño de comunicación debe basar sus proyectos en una estrategia de comunicación y en una estrategia de marketing formando un todo que es el diseño. No tenemos profesores, sino facilitadores, ex – estudiantes y diseñadores (no artistas ni pintores), que enseñan por vocación, no por dinero, realizando una labor social y demostrando que el diseño no es ni debe ser elitista, sino para todos y nosotros somos una realidad viva ya que nuestros estudiantes pertenecen a un grupo de escasos recursos económicos.

Mas que facilitadores, son amigos que permiten que se equivoquen y les ayudan a corregir errores, no permiten que repitan de memoria lo que escuchan, deben tener su propia opinión y si es necesario entran a polemizar un tema. También se comunican con los estudiantes por medio de un mail, entregándoles tutoriales y ejercicios que faciliten el camino a la comunicación gráfica.

Nuestro instituto es el más económico de Ecuador. No hay matrículas, solo el pago semestral de $.65,- USA. Un curso dura 2 semestres. El nivel técnico dura dos años y el tecnológico 3 años. Luego denuncian un tema para su tesis respectiva que debe ser un Proyecto que solucione un problema de una empresa y ayude a la comunidad.

El aprender a manejar un grupo de programas gráficos no te convierte en diseñador gráfico, eres digitador y lo que haces con los programas no es diseño gráfico, es imagen digital. Un diseñador gráfico o comunicador visual es el intermediario entre una empresa y su público o grupo objetivo. Es el canal de comunicación entre el emisor y el receptor.

Toda comunicación debe ser una acción
Entonces, el diseñador debe ser un investigador y un solucionador de problemas de comunicación y marketing, muchas veces de problemas definidos y concretos, capaz de gestionar proyectos, crear y desarrollar, elaborar estrategias y planes de acción, con la finalidad de realizar proyectos complejos y no únicamente soluciones operativas en las cuales sin duda interviene la creatividad.

Para ello necesitamos de nuestros recursos gráficos para visualizar nuestro proyecto.Y lograr un verdadero impacto visual gráfico que comunique y despierte emociones…¿Tan difícil es enseñar esto?

Andrés Vidal Rivadeneira
Con estudios de Arquitectura, Publicidad y Mercadotecnia en la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil. Catedrático universitario de diseño gráfico.

Fuente:

http://www.maestrosdelweb.com/editorial/educardiseno/

Advertisements

About this entry